PERU 110 UNIVERSIDADES: 39 PUBLICAS Y 71 PRIVADAS. LA EDUCACION EL GRAN NEGOCIO: NO PAGAN IMPUESTOS Y NADIE LOS CONTROLA

domingo, 16 de septiembre de 2012

ESTUDIO BIBLICO PARA UNA SEMANA TEMA: EL ANTICRISTO (2 Tesalonicenses 2:1-12)


ESTUDIO BIBLICO: LECCIÓN SOBRE EL ANTICRISTO (2 Tesalonicenses 2:1-12)
 

Lee Para el Estudio de esta Semana: 2 Tesalonicenses 2:1-12; Mateo 24:1-14; Zacarías 3:1; Daniel 8:8-11; Hechos 2:22.

Para Memorizar: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 Tes. 2:3).

Pensamiento clave: Al corregir la falsa teología de los eventos de los últimos días que tenían los tesalonicenses, Pablo revela verdades acerca de los engaños del final del tiempo.

EN MEDIO DE TODAS las palabras de ánimo así como de las exhortaciones, Pablo escribió acerca de los eventos del fin del tiempo, incluyendo el evento máximo, la segunda venida de Jesús.

En el pasaje de esta semana, Pablo habla acerca del fin, pero ahora su énfasis es un poco diferente. Cuando estuvo con ellos, les dio detalles de la venida. Su meta aquí es pastoral: desea calmarlos y convencerlos de que sean más pacientes con respecto a los eventos del tiempo del fin y para advertirles acerca de las falsas enseñanzas que circulaban sobre ese tema.

Este pasaje (2 Tes. 2:1, 2) contiene varias palabras griegas que apuntan a 1 Tesalonicenses 4:13 a 5:11, tales como la venida de nuestro Señor (4:15), la reunión (4:17) y el día del Señor (5:2). Hasta cierto punto, el pasaje de esta semana es una clarificación de lo que Pablo dijo antes. En él, revela verdades que nosotros necesitamos entender hoy.

PRIMERA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

EL PROBLEMA (2 Tes. 2:1-3)

¿Qué tema atiende Pablo en 2 Tesalonicenses 2? ¿Cuán relevantes son sus palabras para nosotros? ¿Cómo afrontamos desafíos similares dentro de nuestra iglesia con respecto a los eventos del tiempo del fin (fijar fechas, teorías de conspiración, y otras), aunque nuestro contexto sea diferente? ¿Qué principio similar, aquí, también nos confronta constantemente? 2 Tes. 2:1-3.

No hay evidencia clara, aquí, de que la iglesia hiciera preguntas acerca de la segunda venida de Jesús. Pero Pablo percibe un problema y se ocupa de él. La idea de nuestra “reunión con él” recuerda lo que Pablo escribió en su carta anterior (1 Tes. 4:15-17).

Las palabras de Pablo recuerdan la advertencia que Jesús dio (Mat. 24:1-13). Los tesalonicenses habían sido “fácilmente” confundidos con información recibida en el poco tiempo desde que Pablo escribió su primera carta.

Pablo no identifica la fuente de esa confusión. Por “espíritu” (2 Tes. 2:2) tal vez se refiera a una enseñanza profética, ya sea de un falso profeta o una mala comprensión de la primera epístola de Pablo. La segunda posible fuente era una enseñanza pasada de boca en boca entre los miembros. Cuando menciona una “carta como si fuera nuestra”, Pablo se refiere a una carta falsa en su nombre, o al mal uso de una de sus cartas genuinas.

No importa cuánto un pastor vigile a su iglesia, hay muchas maneras en que pueden entrar ideas falsas. Puede ser más fácil que los miembros acepten un rumor que examinar las Escrituras por sí mismos. A veces las ideas nuevas pueden aun ser bíblicas en parte, pero no están en armonía con enseñanzas bíblicas complementarias.

Este parece haber sido el problema en Tesalónica. Los tesalonicenses conocían mucho acerca de la segunda venida de Jesús y de los eventos que la preceden. Pero tendían a enfatizar un extremo u otro sin las perspectivas que los equilibraban. No habían atendido la advertencia de Jesús acerca de buscar señales de su regreso (Mat. 24:4-8). Como resultado, ellos lamentaban la demora del retorno de Jesús (1 Tes. 4:13-15). Aquí, ellos parecen haber sacado la conclusión de que ya estaban en medio de los eventos finales.

SEGUNDA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

UNA RESPUESTA CORTA DE PABLO (2 Tes. 2:3, 4)

En el corto intervalo entre 1 y 2 Tesalonicenses, los miembros de esa iglesia llegaron a confundirse acerca del significado de lo que Pablo escribió en su primera carta. Sacaron la conclusión de que la segunda venida era inminente o que ya había sucedido en secreto (2 Tes. 2:2). ¿Cuál fue la breve respuesta de Pablo a este problema? “Eso no puede ser cierto de ningún modo. Hay demasiadas cosas que todavía no sucedieron”. La confusión en Tesalónica llevó a Pablo a escribir un bosquejo más extenso de los eventos finales. Si no lo hubiera hecho, no lo tendríamos.

Lee 2 Tesalonicenses 2:3 y 4. ¿Qué nos enseña Pablo acerca del “hombre de pecado”? ¿Qué principios encontramos aquí que nos ayudan a comprender lo que Pablo estaba analizando?

Los versículos 3 y 4 son una oración incompleta en el original. La frase “Porque no vendrá” falta en el griego, y la mayoría de las traducciones la añade. Pablo enumera las cosas que tienen que suceder antes de que Jesús pueda venir. Habría una “apostasía”, y luego se revelará “el hombre de pecado”. Esa revelación se describe en 2 Tesalonicenses 2:8 al 10 como la obra de Satanás justo antes de la venida de Jesús (que examinaremos más en detalle en la sección del miércoles). Pero, antes de la revelación de la iniquidad, hay un período de “misterio” y de restricción (2 Tes. 2:6, 7).

El versículo 4 es una descripción del hombre de pecado (o de “ilegalidad”), que opera a escondidas por un tiempo y que será revelado al fin. Él se opone a Dios, se exalta a sí mismo por sobre Dios, se sienta en el templo y proclama que él es Dios. Este versículo está lleno de alusiones a textos del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento. El “que se opone” nos recuerda a Satanás en Zacarías 3:1. Se exalta por sobre Dios y usurpa el lugar de Dios, y nos recuerda al cuerno pequeño de Daniel 8. Mostrarse como Dios nos recuerda a Satanás en Isaías 14 y Ezequiel 28; también sugiere el poder blasfemo de Daniel 11:36 al 39. Así, la descripción del hombre de pecado apunta tanto a Satanás mismo como a un malvado agente de Satanás en la historia cristiana.

¿De qué maneras sutiles cada uno de nosotros es susceptible de tener la misma clase de actitud que vemos revelada en este “hombre de pecado”?

TERCERA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

EL QUE DETIENE (2 Tes. 2:5-7)

Según Pablo, ¿Qué dos cosas caracterizaban la situación mundial cuando él escribió? ¿Cómo vemos revelada la gran controversia en estos versículos? 2 Tes. 2:6, 7.

Combinando estos versículos con los anteriores, podemos ver que Pablo está bosquejando tres etapas de la historia, desde su tiempo hasta el fin. La etapa final comienza en la segunda venida. Antes de esta etapa, está la revelación del hombre de pecado (2 Tes. 2:3), también conocido como el inicuo (2 Tes. 2:8). Y, antes de esa etapa hay un tiempo de misterio y restricción (2 Tes. 2:6, 7).

Aunque nos gustaría mucho entender completamente el significado de Pablo aquí, hay varios puntos de incertidumbre en estos versículos. El poder que detiene o restringe es neutro (una cosa) en el versículo 6 y es masculino (una persona) en el versículo 7. El inicuo (masculino, vers. 8) es neutro en el versículo 7 (“misterio de iniquidad”), y no es claro (vers. 7) si el poder que detiene es quitado del medio o tiene autoridad para irse.

¿Quién es el que detiene, o el poder de restricción, en estos versículos? Está presente en el tiempo de Pablo; está apoyando la ley (a un poder que restringe la iniquidad, vers. 7); está en una misión divina por un tiempo; y tiene poder suficiente para restringir la obra de Satanás (vers. 9).

De acuerdo con otros pasajes del Nuevo Testamento, ¿Qué está deteniendo la segunda venida? Mat. 24:14; Mar. 13:10; Apoc. 14:6, 7.

En gran parte del Nuevo Testamento, los eventos que llevan a la segunda venida siguen a la proclamación final del evangelio (Mat. 24:14; Mar. 13:10; Apoc. 14:6, 7). En este caso, entonces, es posible que Dios mismo sea quien detiene eso de que habla Pablo, reteniendo los eventos finales hasta que todos hayan tenido la oportunidad de oír el evangelio.

¿Cuánta restricción necesitas en tu vida? Es decir, cuando eres tentado, ¿Cómo puedes reclamar el poder de Dios para detenerte de hacer lo que sabes que está mal?

CUARTA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

EL ANTICRISTO REVELADO (2 Tes. 2:8-10)

Lee 2 Tesalonicenses 2:8 al 10. ¿Cómo entiendes estos eventos? ¿Qué es lo importante en la frase: “no recibieron el amor de la verdad”?

El hombre de pecado aparece en 2 Tesalonicenses 2:3 y 4. A lo largo de la historia del cristianismo, ha socavado la Ley de Dios (p. ej., el sábado) y ha usurpado poderes que pertenecen solo a Cristo. En Daniel 7:20 al 25 (el cuerno pequeño), y Apocalipsis 13:1 al 7 (la bestia del mar), ese poder actúa después de la caída del Imperio Romano pagano, une la autoridad religiosa con la secular y persigue a los santos de Dios. El único poder que cumple todas las especificaciones de la profecía es el Papado. Muchos intérpretes, desde la Edad Media hasta hoy, lo designan como el anticristo. (En los últimos dos siglos, la gran mayoría de los cristianos dejaron esta interpretación, lo que resulta algo interesante a la luz de cómo entendemos los eventos finales.) Esta identificación del Papado cumple la especificación de que el hombre de pecado sea tanto masculino (una persona) como neutro (un poder o institución).

En el versículo 7, “el misterio de la iniquidad” designa apropiadamente su actividad. Pero, justo antes de la segunda venida, habrá un desafío abierto y mundial a Dios y sus leyes. La continuidad de esos poderes en diversos pasajes (como Dan. 7; Apoc. 13) indica que el Papado desempeñará un papel principal al final del tiempo.

¿Qué obra anterior de Dios será falsificada por el engaño final? Comparar 2 Tes. 2:9 con Hech. 2:22.

El pasaje de hoy revela un anticristo aun mayor del que actuó antes. Satanás mismo es el autor de los engaños del tiempo del fin. Al acercarse el retorno de Jesús, pondrá a un lado las precauciones y aparecerá en persona para imitar el ministerio terrenal de Jesús (ver la sección del viernes). Por medio de milagros falsos, apartará a la gente del evangelio y aun de la segunda venida misma.

Medita en el “amor de la verdad”. ¿Cómo la “recibimos”? ¿Por qué tener este amor ayudará a no ser engañados en los últimos días? ¿Cómo podemos “recibir el amor de la verdad” ahora?

QUINTA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

VERDAD Y MENTIRAS (2 Tes. 2:10-12)

Lee 2 Tesalonicenses 2:10 al 12. ¿Por qué permite Dios que tantos sean engañados? Según este pasaje, ¿Qué rechazaron los malvados?

Muchas personas encuentran desafiante el versículo 11. Pablo afirma: “Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira” (2 Tes. 2:11). Pero, nos preguntamos: “¿Cómo puede un Dios de verdad enviar mentiras? ¿Cómo puede actuar igual que lo hace Satanás al final?” (Comparar 2 Tes. 2:11 con 2 Tes. 2:9).

En este texto, Pablo nos da un vistazo de la gran controversia entre Cristo y Satanás, que involucra más que solo los asuntos de esta Tierra y su historia. Satanás ha acusado a Dios de ser irrazonable, abusador y engañador. En la crisis final de la Tierra, Dios “envía” engaños a los malvados, no porque él miente, sino porque permite que los malvados elijan la mentira en vez de la verdad, y así exponen los resultados de las decisiones que ya habían hecho (2 Tes. 2:12). Les permite llevar los frutos de sus acciones equivocadas. Los eventos del fin exponen, ante todos, la mente y el carácter de Satanás y sus seguidores.

El proceso de engaño comienza cuando la gente rechaza el evangelio. En el versículo 10, los malvados rehúsan recibir el amor de la verdad. La oferta de la salvación es el tema que yace detrás de los poderes apocalípticos de 2 Tesalonicenses 2. Por medio de sus enseñanzas y prácticas, el Papado ha socavado el evangelio. Esa obra continúa hasta que es expuesta por los eventos finales descritos en 2 Tesalonicenses 2:8 al 12. La proclamación final del evangelio (Mat. 24:14; Apoc. 14:6, 7) prepara el escenario para el Juicio Final y los engaños del tiempo del fin.

En definitiva, cualquiera que sea la política y las manifestaciones religiosas exteriores de la gran controversia aquí en la Tierra, el evangelio de Jesucristo, no los eventos políticos, ha sido siempre la división entre el bien y el mal a lo largo de la historia. El anticristo revela su verdadero carácter al usurpar la vida, la muerte y el reinado celestial de Jesús. Todos los demás actores en el drama desempeñan papeles secundarios.

Lee 2 Tesalonicenses 2:12. ¿Cuál es la razón por la cual la gente no recibe la verdad? ¿Cómo has experimentado este principio en tu propia vida? ¿De qué forma los “placeres” de la injusticia han impedido, aun sutilmente, que tu mente esté abierta a la verdad?

 

SEXTA CLASE DEL ESTUDIO BIBLICO

Para Estudiar y Meditar: “El apóstol Pablo advirtió a la iglesia que no debía esperar la venida de Cristo en tiempos de él. [...] Solo después de que se haya producido la gran apostasía y se haya cumplido el largo período del reino del ‘hombre de pecado’, podemos esperar el advenimiento de nuestro Señor. El ‘hombre de pecado’, que también es llamado ‘misterio de iniquidad’, ‘hijo de perdición’ y ‘el inicuo’, representa al Papado, el cual, como está predicho en las profecías, conservaría su supremacía durante 1.260 años” (CS 405).

“El acto capital que coronará el gran drama del engaño será que el mismo Satanás se dará por el Cristo. [...] En tono amable y compasivo, enuncia algunas de las verdades celestiales y llenas de gracia que pronunciaba el Salvador; cura las dolencias del pueblo, y luego, en su fementido carácter de Cristo, asegura haber mudado el día de reposo del sábado al domingo y manda a todos que santifiquen el día bendecido por él. [...] Solo los que hayan estudiado diligentemente las Escrituras [...] serán protegidos de los poderosos engaños que cautivarán al mundo” (ibíd., pp. 682, 683).

“Al presentar el mensaje, no hagáis ataques personales a otras iglesia, ni aun a la Iglesia Católica Romana. Los ángeles de Dios ven en las diferentes confesiones, a muchas personas que pueden ser alcanzadas únicamente merced al mayor cuidado. Por lo tanto, seamos cuidadosos de nuestras palabras. [...] Hablad la verdad en tonos y palabras de amor” (Ev 429).

Preguntas para Dialogar:

  1. 1. Hoy muchos creen que el Papado ha cambiado, y en algunos sentidos es cierto. No obstante, en los temas básicos de la salvación, todavía procura usurpar lo que Cristo hizo y está haciendo por nosotros. Todavía es el poder descrito en la profecía. ¿Cómo podemos mantenernos firmes en nuestra posición bíblica con respecto a Roma mientras lo hacemos con amor cristiano, paciencia y tacto?
  2. 2. Como iglesia, se nos confronta con personas que aparecen con nuevas fechas para los eventos finales, nuevos diagramas, nuevas teorías. Aunque debemos mantenernos abiertos a nueva luz, ¿cómo debemos tratar con estos desafíos?

Resumen:

Al corregir algunos conceptos equivocados acerca de los eventos finales, Pablo nos presenta verdades preciosas sobre el tema. Siempre debemos recordar que el problema vital no es el tiempo de los eventos finales o siquiera todos los detalles, sino de qué lado de la gran controversia elegimos estar.